2020-06-07_INN

6 Domingo. 7 de junio de 2020 • LA RAZÓN INNOVADORES Los materiales compuestos se ofrecenarelocalizar industria MATERIALES AEONTesunaempresaespañolaquesimplifica laproducciónde piezasdematerial compuestoparaautomóviles, aeronavesobienesdeportivos ALBERTO IGLESIAS L a crisis del coronavirus ha dejado algunas lecciones a aprender en multitud de áreas, desde la gestión de salud pública hasta las medidas de tele- trabajo. Pero, especialmente, ha constatado la falta de recursos eu- ropeos (y españoles) para fabricar productos industriales en una si- tuación crítica como era esta pan- demia. Esta lacra es el resultadode décadas de deslocalización, en las que se han ido llevando estas ca- pacidades a países de Indochina conmanode obra barata; algo que podría revertirse si triunfan las voces que defienden la reindus- trialización y la relocalización de esas mismas fábricas en el Viejo Continente. Toda esta tendencia ya la vieron en 2014 Alejandro Abou-Assali Rodríguez y enrique Chacón, los fundadores de la startup AEONT. «En ese momento, detectamos un sector en el que la deslocalización era especialmente grave, y que además tenía un gran potencial de desarrollo: la fabricacióndepiezas de material compuesto, que está basada enprocesosmanuales, len- tos y caros, que además producen con una calidad difícil de contro- lar», explica el primero. «Este fue el problema que tratamos de re- solver durante cuatroaños, prime- ro por nuestra cuenta, y luego con el apoyo de la Universidad Poli- técnica de Madrid, hasta que en 2018demostramos la viabilidadde la tecnología y entramos en el pro- gramade incubaciónde laAgencia Espacial Europea del que surgió la empresa actual». En estas lides, AEONTha desa- rrollado una tecnología con la que se puede producir un producto semiacabadode altovalor añadido con una mejorada calidad de la pieza final a la vez que reduce sus y flexibiliza sus costes de inver- sión. «La clave es que podemos darle forma a la fibra con calidad y rapidez enunproceso industrial, lo cual no se ha hecho hasta la fe- cha», añadeAbou-Assali. « Se pue- de aplicar a automoción, aeroes- pacial, bienes de consumo, equi- pamiento deportivo, motos, casi cualquier pieza fabricada conma- teriales compuesto». La empresa acaba de finalizar su fase de prototipado y está ya ins- talando la línea de producción, con el objetivo de empezar la fa- bricación en serie en2021, centra- dos al principio en los bienes de- portivos. «Hemos apostado fuer- temente por el sector de las bici- cletas eléctricas, en el que el po- tencial es inmenso. Una de las ventajas de usar nuestra tecnolo- gía en este sector es que podemos traer la producción, actualmente centrada en China y Taiwán, de vuelta a Europa. Actualmente es- tamos en negociaciones con un fabricante de bicicletas eléctricas que produce en España, y espera- mos sacar el producto a la venta en 2021», añaden desde AEONT. «Por otro lado, contamos con una solución para el sector del pádel, en el que también simplificamos la producción y mejoramos la cali- dad. Hemos fabricado varios pro- totipos con éxito, y esperamos comercializarlo a finales de este año 2020, dependiendo de cómo afecte la crisis del coronavirus a las ventas del sector». Las ventajas de apostar por esta tecnología en clave local no son solo palabras vacías. Por ejemplo, en el sector de las bicicletas, este sistema es capaz de ahorrar más de 10 horas de fabricación por cuadro de carbono. «Además, el hecho de tener la producción cer- ca, les permite un mayor control del producto, lo cual es especial- mente importante en este tipo de piezas de material compuesto, muy propensas a defectos de fa- bricación si no se hace con cuida- do», presumeAlejandroAbou-As- sali Rodríguez. AEONTha recibido el apoyo de instituciones como laUniversidad Politécnica de Madrid, el centro de Incubación de Empresas de la Agencia Espacial Europea, el Par- que Científico de la Universidad Carlos III deMadrid, o el IMDEA Materiales. En total ha recaudado más demediomillónde euros y sus fundadores tienen previsto ir a rondas de financiación superiores cuando comiencen con la comer- cialización en masa. Una tarea en la que están inmersos los siete pro- fesionalesqueconformanAEONT en estos momentos; plantilla que también se espera aumente con- forme vaya avanzando el año. Una pala de pádel, producida con tecnología de AEONT. ✑ Alberto Iglesias MUNDANAL BIT España tumba las ventasdemóviles Cualquiera que siga con atención las cifras de ventas de teléfonos móviles se habrá dado cuenta que, desde hace ya varios años, este mercado está en un claro declive. Hablamos de dispositivos que apenas presentan novedades de peso que justifiquen una tasa de renovación anual, pre- cios cada vez más altos en la gama de más ca- lidad y, al mismo tiempo, una competencia muy agresiva en precio en el segmento inferior. Tres elementos que, interrelacionados, definen un negocio en plena «commoditización» y cu- yas señales de debilidad son bien conocidas por todos. Y como a perro flaco todo son pulgas, lo que le faltaba a esta industria era enfrentarse a las consecuencias económicas de una pandemia global como la COVID-19. De hecho, los pri- meros pronósticos al respecto son catastrófi- cos. Según la firma de análisis IDC, el mercado de teléfonos móviles caerá a «mínimos histó- ricos» en el segundo trimestre de este curso en Europa (19.000 millones de dólares y 63 mi- llones de unidades, el total trimestral más pe- queño en EMEA en cinco años), la regiónmás afectada por la enfermedad. Se superará así -y con creces- la caída anual de valor del 13% en el tercer trimestre de 2009 durante la crisis financiera. Y con España como reina del desplome, donde los fabrican- tes experimentarán una caída en el valor de sus ventas de casi un tercio.de la tarta total. De nuevo, nuestro país comanda una estadística, aunque una vez más no sea precisamente para estar orgullosos de ella. Lo que es peor es que esta tendencia no es algo momentáneo fruto de la parálisis general provocada por el confinamiento. No en vano, IDC espera que la caída de las ventas continúe durante el tercer trimestre, aunque sí que emi- te alguna nota de positividad de cara a final de curso, «con el lanzamiento de Apple de sus primeros iPhone 5G». Mientras tanto, los ter- minales de baja gama, con precios económicos pero que no tiran del carro en términos globa- les, seguirán supliendo la demanda existente, por reducida y testimonial que ésta vaya a ser durante los tiempos venideros. Una esperanza nimia que no resta conside- ración a las dificultades presentes (y futuras) de un sector que necesita reinventarse con urgencia si no quiere quedarse en un bien de consumo sin demasiado valor añadido y con una capacidad de innovación más mermada todavía que en la actualidad.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=